658599984

Agricultura Ecológica

La agricultura ecológica es un sistema de cultivo basado en la utilización equilibrada de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, como el abono químico y los herbicidas, logrando de esta forma obtener alimentos libres de residuos, a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente.

El principal objetivo de la agricultura ecológica es la obtención de alimentos saludables, de mayor calidad nutritiva, sin la presencia de sustancias de síntesis química y obtenidos mediante procedimientos sostenibles.

El árbol da la calidad. Aplicando este sistema de cultivo al olivar y usando técnicas de no laboreo, cuidamos una cubierta vegetal en el suelo que lo protege de la erosión y aporta nutrientes al suelo como abonado verde. Favorecemos la proliferación de enemigos naturales de plagas que atacan al olivar, y la diversidad de flora y fauna de la zona.

oleicultura-3

Salud

Hipócrates, en el siglo V a.c. consideraba al aceite de oliva cómo “un gran remedio” y el maestro Juliano, médico del Papa Juan II en el siglo X, se refería a él cómo “el tesoro”. Hoy en día, la ciencia médica lo ensalza y pone de relieve sus beneficios mediante un sinfín de estudios e investigaciones. Concluyen que este baluarte de la dieta mediterránea es realmente oro líquido.

Son innumerables las propiedades saludables de un buen aceite de oliva virgen extra, aún mayores si es ecológico.

  • Es cardiosaludable. Los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico (80%), contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (malo), a la vez que aumentan los de colesterol HDL (bueno), incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial.
  • Actúa contra el envejecimiento, gracias a sus vitaminas liposolubles, sobre todo E y a su contenido en polifenoles de alto poder antioxidante. Los aceites procedentes de olivos de secano contienen un mayor número de estos polifenoles.
  • Estimula el crecimiento óseo y la mineralización, favoreciendo la absorción de calcio.
    Ayuda al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso y favorece la formación de membranas celulares y la constitución de tejidos cerebrales.
  • Tiene una función profiláctica para el estómago y favorece la función digestiva, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales.

En resumen, es el aliado perfecto para aumentar la longevidad de forma sabrosa y en plenitud de facultades.

Sabor

Desterrado el falso mito de que el grado de acidez es el que condiciona el sabor de un aceite, se hace necesario resaltar cuales son los factores de los que depende. La variedad de la aceituna y su cuidado en el olivo, junto con el mimo en el proceso de elaboración del aceite son los que determinan éste sabor.

Un aceite de oliva alcanza la categoría de virgen extra cuando no tiene defectos ni en su aroma ni en su sabor. El frutado o conjunto de sensaciones olfativas características del aceite, puede ser verde o maduro o una mezcla de ambos. Picor y amargor son atributos positivos del virgen extra, que vienen acompañados de un sinfín de matices aromáticos a frutas rojas, cítricos, tomate, higuera… Aunque sin duda, es el gusto particular de cada consumidor el que determina si un aceite gusta o no. Xtra es un aceite suave en boca y palatabilidad muy agradable que sorprende por su sabor picante persistente, muy aconsejable para consumir en frío.